Toxina Botulínica

Con la toxina botulínica puedes lograr eliminar todas aquellas arrugas rebeldes que tanto quieres que desaparezcan de tu rostro. La aplicación de dicha toxina logra la paralización del músculo, impidiendo su movimiento y permitiendo que la piel se vuelva a estirar.

De esta manera, la toxina botulínica es inyectada sobre la arruga evitando que vuelva a contraerse.

Cuidados: 4 horas después de la aplicación de la toxina no puedes acostarte ni agachar la cabeza, no debes de hacer ejercicio, tampoco puedes secarte el cabello, ni maquillarte y no debes masajear la zona donde se realizó la aplicación.

Anestesia: Ninguno

Dolor: Medio

Resultados: Inmediatos

Duración de la sesión: 30 min

Tiempo de recuperación: Inmediato con los cuidados respectivos

Tiempo de duración de los resultados: 4 meses

– Antes  y después –